Dienstag, Februar 20, 2007

Carta de una desconocida

No

hizo falta que me llamaras. Yo quise verte. Yo quise estar ahí, contigo.

Apenas dormí la noche anterior. Siempre me cuesta hacerlo..., pero esa noche, aún tardé más en cerrar los ojos. Pensaba en ti..., pensaba en verte. Pensaba en el día que me esperaba contigo. Pensaba en acariciarte, aunque con mis ojos fuera. Tan cerca de ti...

Siempre te he adorado, siempre te he idolatrado. Siempre te he defendido ante quien fuera... Siempre estuve dispuesta para ti.

Desde que te conocí he querido saber más y más de ti. Nunca me canso..., necesito verte, y verte..., sentirte..., y sentirte.

Me has hecho llorar muchas veces. Me has hecho reir. Me has hecho sentirme viva..., y también a tu lado he sentido morir. Me has excitado como nunca nadie pudo conseguirlo antes, ni durante..., ni después.

Un día, cuando ya mi cuerpo y mente dejaban de sentir como niña y daban paso a una mujer, cuando mis sentimientos hacia ti despertaban en mí algo ya muy distinto a lo ya antes sentido, decidí estudiar cada parte de ti. Aprenderme cada milímetro de tu vida, de tu cuerpo..., y empaparme de todo ello. Saberte de memoria... Lograr que me amaras tanto como yo te amo a ti. Mirar a través de tus ojos y percibir en ellos un gran orgullo porque quizá nunca antes alguien supo de ti cuanto yo ya sabía.

Llevo años buscando que me correspondieras. Años. A pesar de ser consciente de las muchas miradas que se posan sobre ti, que te buscan, que te pretenden.

Pero yo me olvido del resto y pienso que conmigo será diferente. Y me imagino a tu lado..., feliz.

Por fin llegó el momento. Las horas de viaje en tu búsqueda. Las horas de viaje haciéndome a la idea de que no estaríamos solos. Las horas de viaje..., ilusionada, porque al margen de todo..., podría verte.

El lugar estaba concurrido. Había demasiadas caras, demasiados cuerpos..., aún mis ojos no alcanzaban a verte, pero sabía que estabas cerca. Y comencé a desearte..., en silencio... Comencé a imaginar cómo te presentarías ante mí ese día..., cómo te vestirías..., qué me dirías..., todo.

Y por fin nos encontramos entre todos los demás.

Seguramente te extrañó mi cara..., seguramente te decepcionó. Pero es que no era capaz de reconocerte. No era capaz de asimilar tu nombre a lo que estaba viendo. No me decías nada de lo que yo pretendía escuchar..., habías cambiado. Tanto que..., me dolía.

Y todas aquellas personas a mi alrededor..., a tu alrededor. Yo sabía que te miraban..., pero por primera vez no sentí celos. Por primera vez no sentí celos en aquel lugar carente de intimidad. Por primera vez me daba igual lo que los demás pensaran. Tú habías cambiado..., y te hubiera incluso regalado a todos esos ojos..., mientras deseaba cerrar los míos e imaginar que nada de eso estaba ocurriendo.

Pero..., te diré algo. Sé que en el fondo no has cambiado. Sé que fueron los demás quien te cambiaron. Sé que te dejaste llevar por ellos..., y ese día decidiste mostrarme tu gran cambio.

Si pretendías impresionarme, te has equivocado. Porque pudiendo estar a tu lado un día entero..., tal día se redujo a horas. Horas que se me hicieron eternas. Horas en las que sentí odio, lástima..., pero sobre todo, decepción.

Y no te culpo..., de veras que no te culpo. Sólamente eres culpable de no haber hecho frente a este puto mundo que pretendió y consiguió cambiarte.

Pero sé que..., por suerte para mí, cambias constantemente, y dentro de ti queda todo aquello que me enamoró..., y sé que tarde o temprano se asomará de nuevo aunque el mundo siga siendo lacra. Porque tú..., tú..., tú estás por encima de todo ello.

Pero, dime algo..., dime qué razones tienes para haberte acercado tanto a ese putiferio que me has mostrado. Dime qué te ha llevado a dejar que te rozara tanta mierda.

Yo pensé que estabas conmigo. Pensé que, como yo, luchabas contra el mundo. Pensé..., y confiaba en ti. Tanto que creí que a tu lado podría cambiar algo. Pero fuíste tú quien cambió..., o a quien cambiaron.

No vuelvas a hacerme esto, por favor. No vuelvas a dejar que te jodan como ví que te han jodido. No les dejes..., no vuelvas a dejar a esa panda de hipócritas que te toquen..., porque te han herido..., y a mí contigo.

A mi amado Arte..., tras haberme encontrado el domingo contigo, cubierto de porquería en Madrid, en la feria de Arco.

Kommentare:

Itoitz hat gesagt…

Ostias que bueno! He flipado. Me tenías completamente enganchado; recordaba una historia similar entre un buen amigo y su “idílica”, poliédrica y cóncava novia de portada de “Vogue”, haciéndole sentir emociones parecidas.
Muy buen final. Claro, sincero y critico, denunciando la amarga realidad en la que vive. el arte en todas sus expresiones. Sujeto a la oferta y la demanda, al puro trasiego económico. El sistema busca productos de mercado en vez de añorar la esencia del arte.
Un abrazo.

Harry Reddish hat gesagt…

abajo las presuntuosas ferias de decoración para snobs, y de tus letras surge todo aquello que buscabas con ellas
El punk ha muerto, el ARTE no

Salud!!

»€mß®û« hat gesagt…

Eres genial expresando lo que sientes... tengo que reconocer que me estoy enganxando a tu blog.
El mio ha cambiado de look, pasa cuando quieras, dejaré la puerta abierta :)
Un besazo

rodavlas hat gesagt…

Pufff... que intriga hasta el final por dios.. jajaja.. Está muy bien, en serio... Sigo opinando lo mismo de semanas anteriores. (envidia), pero sana hé¡¡¡

Duna hat gesagt…

No puedo por menos que repetir lo que ya han dicho: genial.

Yo también imaginaba el encuentro con un chico que te cautivara en la distancia...será que soy muy simple.

Mil besos.

Noticias del Viejo Mundo hat gesagt…

Excelente. Manejas el ritmo de los relatos de una manera increíble y nos sorprendes con un final absolutamente inesperado. Buena critica. Saludos

Ana R hat gesagt…

Muy bueno , Reina. Me mantuviste en vilo hasta el final.Y al final, comprendí ( aunque las interpretaciones siempre son subjetivas) que es más que una crítica un lamento convencido. Y bien atinado...Se comercia y se corrompe , como consecuencia , el arte con tantos intereses y tanto oportunismo ...

Un abrazo

Harry Reddish hat gesagt…

gute Reise nach Leipzig!!! ya contarás

besos

Rommy hat gesagt…

Buenisimo, me hiciste recordad la decepción sufrida en una expo, y la decepcion al ver bailar a supuestas bailarinas en el municipal de Viña...muy bueno, eres muy sensible y eso encanta
mil besos y nos vemos

ReinaDeSalem hat gesagt…

Bueno..., empezar diciendo que debiera seguir la línea y contestar a cada uno de vuestros comentarios..., pero..., hace ya "tanto" de ellos que ni siquiera estoy segura de que volváis para ver una respuesta.

Me tomé unos días de descanso..., aunque mejor decir que mi cuerpo se trasladó por ahí de vacaciones, pero mi mente poco consiguió relajarse..., en fin, es lo que hay.

Así que..., paso al siguiente Post.

Muchas gracias por vuestras líneas, Itoitz, Maestro, Embru, Rodavlas, Duna, Noticias del Viejo Mundo, Ana R, Rommy..., prometo volver a la normalidad con el siguiente posteo ;-)

Mil besos para todos.

el santo job hat gesagt…

cautivador, precioso, genial... en fin, nada que no hayas oido (leido) antes
en fin, un buen escritor dijo: violo a la historia, sí, pero, cuán bellos hijos le hago!! y creo que todos intentan hacer lo mismo con las artes
saludos!!