Freitag, April 13, 2007

Campeón

Boxeo. Adoro el boxeo.

Nunca se me ha pasado por la mente dedicarme a ello. Pero disfruto viendo ese deporte. Por televisión, en directo... Sí, adoro esos combates.

Tengo mis favoritos, por supuesto. Pero más de una vez me he encontrado viendo un combate entre dos desconocidos para mí. Cuando ocurre algo así..., cuando no tengo ningún favorito, suelo declinarme por aquél que me parece más débil. Y entonces le animo hasta quedarme sin voz..., y se me caen las lágrimas si le veo cada vez más hundido.

En cierta ocasión, estuve a punto de recibir varios puñetazos..., ya que, ése a quien yo animaba, ése a quien le estaban machacando no era el favorito del grupo de personas que veían el combate justo delante de mí. Y..., claro, el problema llegó cuando mi "pupilo" resucitó de forma sorprendente y comenzó a aplastar al preferido de "mis vecinos". Pensé que no salía viva de ese lugar...

Y es que..., aunque se trate de un deporte, no se puede negar la connotación violenta, por supuesto. Pero..., también he pensado muchas, muchas veces, que cuatro puñetazos bien dados son preferibles a muchas otras cosas.

Dicen que las palabras se las lleva el viento. Mentira.

Las palabras pueden dañar más que unos puños recubiertos por unos guantes especiales. Y es que..., las decisiones están recubiertas de palabras. Y no todas las decisiones son buenas. Y tras tales decisiones..., consecuencias. Consecuencias que quizá se vistan después con puños..., o no.

Todos, absolutamente todos, llevamos una bestia dentro. Una bestia que asoma demasiado, o muy poco. O quizá, lo justo. Pero siempre asoma. El mundo no ha cambiado.

Sentimos rabia..., y entonces nos cuesta respirar, nos enfurecemos. No somos muchas veces capaces de imaginar lo duro que algo puede llegar a ser..., y algo se va guardando dentro, muy dentro..., y la bestia se alimenta y va creciendo.

Y un día nos levantamos y nos damos cuenta de toda la mierda que nos rodea. Y queremos partir la cara a alguien. Pero sabemos que no podemos..., y acabamos metiendo la cabeza dentro de una bañera llena de agua donde nadie podrá oírnos cuando gritemos.

Golpeamos sin querer, y para ello no hace falta usar los puños. Ésa, quizá, es la forma más sutil, la más leve, la que menos duele.

Pero las palabras golpean muy fuerte..., y causan más daño. La vida está llena de palabras, y por ello la vida golpea. Golpea más fuerte que Rocky Marciano o que Alí.

El escenario vital no es más que un ring. Y en ese ring estamos viviendo todos. Unos golpean más fuerte que otros. A veces ganan, a veces pierden..., pero siempre golpean. Golpeamos todos en este infierno. Y nadie se salva de ello. Pero si de algo estoy segura es de que..., quien más aguanta no es quien más pega..., sí quien mejor resiste los golpes, porque será el único que vuelva a levantarse y avance.

Quizá adoro el boxeo porque, realmente, se trata de lo mismo que vivo. Pero con una diferencia..., siempre termina.




Image Hosted by ImageShack.us

Kommentare:

itoitz hat gesagt…

Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.En el combate, se conoce al soldado; sólo en la Victoria, se conoce al caballero...
Un abrazo Reina, estamos conectados en bastantes gustos...
Es un grato placer leerte siempre.
Admiración y devoción absoluta...
Abrazos y buen fin de semana.

minerva hat gesagt…

Efectivamente una palabra puede herir más que un golpe. Los golpes físicos cicatrizan, pero quizás los causados por una palabra hiriente, no tanto.

Un abrazo!!

rakro hat gesagt…

No lo dudo... las palabras son peores que los puños, si se usan para herir poco se puede hacer... He ahí la virtud de la resistencia...

Me gustó la analogía
Siempre un gusto leerte
Saludos y abrazos

Salaina hat gesagt…

Palabras…, a veces malditas palabras, pero también que te ignoren, sobre todo si esa persona es querida, hace un daño mayor que si recibes golpes en todo tu cuerpo, eso creo que todos lo sabemos muy bien. Son golpes dolorosos, pero uno magullado y aun perdiendo el combate, intenta levantarse, no sabes como, pero hay algo que te impulsa a hacerlo, a veces desde el dolor, a veces desde la rabia... Mi reina en esa bañera tuya sé perfectamente que has metido la cabeza dentro para gritar tu rabia más de una vez, pero también sé que a veces te habrá calmado…
Un beso preciosa, me gusta leerte, porque así te sigo teniendo cerca…
P.d.
Por cierto no te pude comentar que… Viva Maria Magdalena!!!

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Itoitz***

Pero hay "seres" que no saben emitir afecto..., sólo saben escupir mierda. Mierda que después salpica más allá.

No voy a darte ejemplos porque los conoces igual que yo...

Dime que no has tenido ganas en algún momento de encontrarte con alguno de ellos y aplastarle la cabeza contra una lona...

Ya sé..., estoy sonando pelín violenta... Pero es que..., con muchos no sirve ya el diálogo..., y si no..., que pregunten ahora mismo a cualquiera que tenga la desgracia de vivir en Irak.

En la victoria se conoce al caballero..., me gustó :-)

Me alegro mucho de esa conexión ;-)

Mil Reverencias.

Mil besos.

***Minerva***

Los golpes causados por una palabra pueden provocar un infierno..., basta con ver éste en el que vivimos para saberlo.

Palabras que a veces se escudan en un progreso y provocan destrucción. Palabras, en otras ocasiones, que se visten de poder..., y provocan muertos.

Mil besos!!

***Rakro***

Resistir..., es lo que cada día que pasa hacemos.

Y para mí, la resistencia que más cuesta es seguramente, ésa que resiste la impotencia. Esa impotencia que todos sentimos día tras día, día tras día... Esa impotencia que nos provoca rabia. Esa impotencia que nos lleva a hacer muchas cosas..., y ninguna.

Siempre un gusto recibir tus palabras.

Mil besos.

***Salaina***

Qué somos en este mundo..., nada. Nada somos si no hacemos algo...

Y..., prefiero ser nada..., a despertarme un día y ver que no hice algo.

Sabes..., son pequeñas cosas las que pueden mover el mundo..., pequeñas cosas son las que después arrastran algo más grande.

Y..., puesto que vivimos en un ring..., no podemos quedarnos nunca parados, ya que, de hacerlo, no sólo recibiremos todos los golpes, que al fin y al cabo no es lo peor. Lo peor es que no avanzaremos.

Un día te recomendé esa bañera... Y, sí, me ha calmado más de una vez ;-)

Te pienso, pequeña.

Mil besos.

Tamaruca hat gesagt…

Prefiero la esgrima. Y las palabras, desde luego. Tienes mucha razón en que tiene más poder a veces una palabra que un puñetazo.

Qué atractivísimo está Silvester en esa peli, cha na naaaaá... chá na naaaáaa!! /*

Mmuackiss..

Tono1000 hat gesagt…

No dejas de sorprenderme. Pero me apunto contigo a uno de esos combates.Y debo decirte que stallone no es mi tipo pero en la foto que has puesto sale para algo más que mirarla.

Muackkkkkkkssssssss

francis black hat gesagt…

Por la tele aun pero en directo puede ser muy bestia el boxeo , las palabras hacen daño , quiza si pero el lenguaje se desvirtua por momentos para lo bueno y para lo malo , cuando las palabras dejen de doler , entonces ya no habra marcha atras .

MORGANA hat gesagt…

Las palabras por supuesto que no se las lleva el viento...solo las mueve....
Prefiero como deporte correr,
no me gusta ver como se dan de trompazos, pero hay cosas peores desde luego, al menos son dos personas que saben donde suben, a un cuadrilatero, y efectivamente
es más duro muchas veces una palabra que un golpe.
Muchos besos y buen finde.

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Tamaruca***

El gusto por la esgrima me entró el día en que ví a Lara Croft (sí, soy así de friki), practicando en una escena de la segunda película. Nunca es tarde para ponerse con ello... :-P

La palabra es un arma de doble filo..., y por ello puede emplearse de muchas formas... La peor de ellas..., cuando se usa el lado que más corta...

Soy fanática de Rocky y Sylvester está de maravilla... Además, lo mejor de la película es que siempre es una persona la que sube al ring..., no se trata sólo de un boxeador ;-)

Mil besos, linda.

***Tono1000***

Vale, te vienes al próximo combate. Pero me prometes que me dejas a mí elegir asientos, sí? ;-)

Mil besos, Tonito.

***Francis Black***

Bueno..., todo depende de gustos.

Muchos dirán también que el fútbol no es más que un grupo de gente mareando un balón... A mí me encanta ese mareo.

Y el boxeo..., lo vivo igualmente. Aunque, como el fútbol, ni todos los partidos, ni todos los combates son buenos :-)

Las palabras no dejarán nunca de doler..., porque siempre habrá mierda en las palabras. En unas más, en otras menos..., pero es imposible acabar con la mierda, desgraciadamente.

Si un día dejaran de hacerlo, como bien dices, no habrá marcha atrás..., razón? Porque si tal caso se da..., será porque ya nada habrá quedado. Y vamos en camino...

Gracias por tus palabras.

Mil besos.

***Morgana***

Correr está bien..., pero verlo es aburrido. Bajo mi punto de vista, por supuesto.

Aunque también me parecen un auténtico coñazo los partidos de tenis... Pero como ya dije antes..., va por gustos.

Y, sí, te doy la razón, en ese ring, esas personas saben las posibles consecuencias. Igual que la vida..., pero como ves..., ni aún así callamos.

Mil besos.

Muxica hat gesagt…

Las palabras no se pueden recoger, son como plumas al viento.
Un abrazo

fiorella hat gesagt…

Me gusta el boxeo, pero en la vida prefiero las palabras, algunas duelen otras no, a veces apuñalamos con ellas otras no,pero siempre la palabra.UN beso

El Huije hat gesagt…

Lamentablemente no comparto su gusto por el boxeo. Y no sé por qué uno tiene la costumbre de decir "lamentablemente" en estos casos, siendo que no lo lamenta en absoluto, je je. Lo único que puede llegar a interesarme, de vez en cuando, es un buen físico. Pero le cuento que los boxeadores tampoco son mis favoritos a la hora del placer.
Sin embargo, coincido con usted en que las palabras pueden golpear mucho más duro que un par de puños.
Yo me considero un tipo violento (de joven algo más que ahora) y tiendo a enervarme con facilidad. Si estoy muy enojado (pero muy enojado) mi mente se encarga de encontrar las palabras más hirientes (esas que jamás me atrevería a decir) y suelo ser implacable. Más de una vez me han dicho "hubiera preferido que me golpearas". Por eso con los años he aprendido a controlarme. Porque los golpes que uno da a los seres queridos también se le vuelven en contra. Todavía sufro por insultos que he proferido hace décadas.
Ya lo decía algún griego: "La injusticia perjudica más al que la comete que al que la padece".

Rommy hat gesagt…

Hola reina tanto tiempo sin verte, es que he estado muy ocupadita, pero ya vez aqui vuelvo, y para apoyarte con las palabras, realmente tienes razón, muchas veces habría preferido una bofetada que una cuantas palabras tan hirientes en el alma, sin embargo no me arrepiento de las palabras que tambien dije, hirientes, sí, pero no me arrepiento, ya que eso me confirma la libertad de hacer bien o mal mi vida... Buena analogía tu relato.
Cuantos golpes recibiremos???, tambien sé que no todas los golpes duelen, hay algunos muy dulces, como por ejemplo cuando te dice te quiero aquel que nunca imaginaste que lo diría, o ese te perdono, aún cuando no has pedido disculpas...
mil besos y nos vemos.

Clarice Baricco hat gesagt…

A veces necesitamos ser palabra sin hablar.
Y que los golpes se conviertan en caricias.
Campeones en la mirada que calme y las letras dancen en paz.

Abrazos

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Muxica***

Las palabras no se van..., permanecen. A veces se dan a razones, otras no. Pueden hacer que seas la persona más feliz..., pero también pueden convertirte en la más triste.

Siempre acaban guardándose. El olvido no es más que otra palabra dentro de un baúl.

Mil besos.

***Fiorella***

Por supuesto, mientras se quiera, mientras sea posible, la palabra conseguirá llegar a un entendimiento.

Pero no siempre es así. En muchas ocasiones, dictan, no acuerdan.

Gracias por tus líneas :-)

Mil besos.

***El Huije***

Yo también me he dejado llevar muchas veces...

Como ya dije, no puede negarse que cada uno de nosotros llevamos una bestia dentro. Y en muchas ocasiones, es difícil controlarla.

Es una capa muy fina la que la cubre..., y por tanto, puede romperse cuando menos se espera.

No te arrepientas... Siempre hay tiempo para cambiar las cosas. Son ésas, precisamente, por las que hay que arrepentirse. Aquellas cosas que dejaste sin hacer.

Siempre hago una comparación... Te va a sonar ridícula. Una barra de pan. Aparentemente es dura..., puede hacer daño. Pero cuando llegas a su interior..., es todo miga ;-)

Y ahora que lo expliqué puedo compararte con esa barra de pan ;-P

Mil besos directos a esas callecitas misteriosas...

***Rommy***

Encantada de volver a verte en mi castillo. Siempre es un placer.

Bonita palabra la que escribes, "perdón". Incluso ésa puede causar un golpe duro cuando escuchándola, no te sientes capaz de perdonar. Y eso es algo que duele..., duele mucho.

Cuántos golpes recibiremos, preguntas. Eso es algo que no puedo responderte.

¿Cuántos golpes estás dispuesta a resistir? :-)

Mil besos.

***Clarice Baricco***

Si fuéramos conscientes de lo poco que nos escuchan..., hablaríamos menos.

Y..., sí, tienes razón. Una simple mirada acompañada de un gesto..., podría llegar a calmar.

Pero..., hay cosas que no tienen marcha atrás. Y soluciones que no se basan en silencio.

Mil besos.

*AntagoniSta* hat gesagt…

Fuerza=impacto=dolor?

en fin... duelen los golpes con o sin fuerza, tantas veces duelen las palabras con o sin intencionalidades, duele el impacto de un comentario inoportuno, duele la fuerza de una palabra mal dicha, duele el golpe que sin ser golpe dejó mi piel morada...

qué increíble, acabo de darme cuenta que quizás me guste el boxeo y nunca me había dando cuenta!...

(llega un momento del día que estudiar sumado a la falta de sueño me hace caer en desvaríos)

Duna hat gesagt…

A mí nunca me gustó el boxeo, nunca he entendido cómo se puede disfrutar de esa violencia (por más deportiva que sea). Respeto a quien le guste, porque al fin y al cabo los que están ahí son adultos que están de manera voluntaria.

En cuanto a los golpes de la vida, totalmente de acuerdo contigo, Reinadesalem, el secreto está en saber recibirlos y mantenerse a pesar de ellos. Yo creo que no soy mala del todo en esos trances....

Y has puesto a Silvester Stallones..un tío por el que siempre he sentido una atracción especial (y no me preguntes porqué)

Anonym hat gesagt…

En el combate contra el campeón de la URSS, en Moscú, tras derribarlo y proclamarse campeón del mundo, Rocky Balboa tomó el micrófno del speaker y se dirigió a la multitud que allí se encontraba.
-Es mucho mejor que dos nos partamos aquí la cara a golpes, que millones nos matemos por esos campos de dios en una guerra absurda.- les dijo.
Creo que resume a la perfección lo que has querido decir en tu post.
Un beso.

Tono1000 hat gesagt…

Tú eliges asiento y yo al boxeador.Trato hecho.

Muakkkkkkksssssssss

Harry Reddish hat gesagt…

No soy muy aficionado al boxeo, la verdad sea dicha, pero entiendo las emociones que puede causar en la gente y a veces me gustaría estar ahí sacudiéndome con alguien tan sólo para descargar adrenalina (para ello suelo ir a tirar dardos y en cuanto me saque la licencia, iré a pegar tiros...). El boxeo también tiene mucho de metáfora de la vida. La vida es un continuo combate de boxeo, y por muchas hostias que te lleves, lo importante es aguantar el tirón y golpear todo lo que puedas hasta conseguir tu objetivo. Como dicen por ahí arriba, entiendo tus palabras y las comparto. No obstante, y siendo alérgico al dolor, prefiero los dardos o la carabina

Salud y millones de besos, mi boxeadora!!!

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Antagonista***

A mí también me pasa... De momento me has leído relajada... Pero eso de lo que hablas me pasa constantemente. Falta de sueño, estudiar o trabajar demasiado..., y el día filosófico... Se junta todo y sin quererlo, acabo por dedicar un Post a Oscar Mayer.

Te invito a un combate y un par de cervezas. Verás como sacamos de ese ring más de un razonamiento..., con o sin sentido ;-P

Mil besos.

***Duna***

Bueno..., el boxeo..., como ya dije, va por gustos. A mí me encanta.

Y, como tú, también respeto a quien no le agrade, del mismo modo que respeto a aquellos que disfruten viendo un partidito de Ping Pong, que a mí me parece (de ver) la cosa más aburrida que hay. Además, me mareo ;-P

Y sí, se trata de resistencia en esta vida puta que vivimos. Lo que nos rondará...

A mí también me resulta especialmente atractivo este hombre...

Mil besos.

***Gregorio Verdugo González-Serna***

Sí señor, aquel combate contra Iván Drago. Sin duda, es entre todas mi favorita. Y no sólo por Dolph Lundgren, por quien tengo una especial predilección.

De todas las películas de la saga, creo que en ésa lloré más que en ninguna. Desde la muerte de Apollo Greed hasta el combate final y esas palabras que trasladas.

Sí, eso quise reflejar entre mis letras :-)

Mil besos.

***Tono1000***

Bueno..., eso de que eliges al boxeador hay que negociarlo todavía...

Me lo pensaré... ;-P

Mil besos.

***Harry Reddish***

Golpes y más golpes..., pero..., conseguirás algo bueno. Porque lo sé, porque lo mereces, y porque sabrás llegar a ello :-)

Te dije un día que te ganaría al Poker. Ahora me toca decirte que a los dardos también...

Es decir..., vas a necesitar un nuevo método para descargar la adrenalina acumulada tras nuestra partida ;-P

Mil besos, corazón de melón.

alba hat gesagt…

No entiendo nada de boxeo, pero se que hay palabras que golpéan más fuerte que los puños.
Te dejo un beso

peyote hat gesagt…

Tengo miedo a tu ventana, me dejas un sabor a viaje que no me deja de sorprender.

Alguna vez es bueno, dar golpes al viento, esa fuerza de la baturaleza, ilesa todo el tiempo, hace que el golpe, sea un impacto. De vida.

saludos, y muchas gracias por su vista.

Tamaruca hat gesagt…

¿Y el Pressing Catch? :D

MadreDelSalem hat gesagt…

Hola neni!!

Me quedé la ultima pero he estado perdida jamia... La verdad que a mi no me gusta el boxeo... pienso que a un contrario le hace mucho más daño una sonrisa y un beso en to los morros que un puñetazo!!!

Lo de las palabras... también también... Pero vamos que si te aburres tu dimelo y echamos una pelea de barro que seguro es más divertido y no hace daño.

Te quiero!
Muám!

Ana R hat gesagt…

Cierto es que las palabras, a veces, tambien golpean...Pero ni por deporte , me quedo con los golpes...

Un abrazo

el angel de las mil violetas hat gesagt…

Felicidades por el blog. Lo he leido varias veces desde hace algunos meses y tenemos gustos en común. Te invito a mi blog.
Besos y hasta pronto.

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Alba***

Ojalá..., ojalá que los únicos puños existentes fueran los que están subidos en el ring...

Te dejo mil besos.

***Peyote***

El mismo viaje, quizá, que he llegado a emprender yo misma tras salir de tu pequeño rincón ;-)

Mil besos.

***Tamaruca***

Pues eso también me gustaba..., aunque los golpecillos no fueran de verdad.

Recuerdo esos tiempos en que compartía mi mañana con Hull Hogan y el Chino Cudeiro xD

Ahora lo vuelven a reponer..., pero ya no hay emoción ;-P

Mil besos.

***Madre de Salem***

Sí, cierto es que en muchas ocasiones el mejor arma a tomar es la más sutil ironía... Pero no siempre...

En cuanto a lo del barro..., por mí está hecho. Además..., se acerca la operación destape, y el barro hace maravillas con la piel, así la vamos preparando ;-P

I love U


***Ana R***

Esos golpes en ese Ring...

Ojalá todos los puñetazos se dieran en la misma dirección :-)

Mil besos.

***El angel de las mil violetas***

Gracias por esa felicitación y agradecida por esa invitación.

Allí estaré.

Encantada de recibir tus líneas y de poder compartir gustos contigo.

Mil besos, y bienvenida.

MORGANA hat gesagt…

Que este finde sea un estupendo combate de felicidad¡¡¡¡¡
Muchos besos.

peyote hat gesagt…

Viajes.
Ventanas.
Y ahora se que ir es vivir.
Y saboreo tus palbras con un profundo cariño.



Saludos.

Art Pepper hat gesagt…

Mira que la razón la llevas de tí.

Fer hat gesagt…

Y por fin se hizo la luz para los usuarios de firefox en este blog ...
GRACIAS, REINA MIA

Tamaruca hat gesagt…

Tienes un arte con los diseños... Qué bonito lo estás dejando :)

Don Arturo de Quilpue hat gesagt…

La verdá que el boxeo no me va ni me viene, pero Stallone cuando joven estaba bueno, jijijiji.

Oiga: qué sucedió con el post que hablaba de los avisos de trabajo que ofrecián Seguridad Social? Me quedé con las ganas de hacerle un comentario!

*AntagoniSta* hat gesagt…

precioso cambio, dicen que casa nueva, vida nueva... será tan así?

Te está quedando hermosísimo!

Besos luminosos.

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Morgana***

El fin de semana ha sido un ring por completo. No he dejado de pelearme con el Blog ;-P

Gracias, pequeña.

Mil besos.

***Peyote***

Preciosas palabras las que has escrito. Gracias por dejarlas en este lugar...

Mil besos.

***Art Pepper***

La razón es algo muchas veces subjetivo..., y por suerte para mí..., comparto tal subjetividad con muchos de vosotros, lo cuál, me encanta.

Bienvenida.

Mil besos.

***Fer***

Firefox tiene desde ya..., lugar entre los cuervos ;-P

Mil besos.

***Tamaruca***

Gracias, lindeza. Pero..., todavía no me convence... Me temo que el cambio no ha terminado... :-P

No sé si hace falta que te diga que..., aunque tu rincón me parece perfecto, si tú quieres hacerle algo, añadir lo que sea..., cambiar..., si buscas algo..., si un día te levantas y te apetece un leve dolor de cabeza con el Blog, cuenta conmigo :-)

Mil besos, nena.

***Don Arturo de Quilpue***

Comparto su opinión respecto a Stallone ;-P

En cuanto al Post que estaba y ya no está..., quizá vuelva..., o no.

El Blog comenzó a darme problemas ese día y lo eliminé..., y ya después comencé con la reforma.

Pero..., puesto que es un tema que no me canso de ver y que cuanto más veo, más me cabrea..., seguramente vuelvas a leerlo ;-)

Mil besos.

***Antagonista***

Mil gracias por tus palabras.

Vida nueva..., no sé, pero..., un giro sí ha dado la casa... Veremos cuánto dura ;-P

Me alegro de que te guste.

Mil besos.

DIEGO hat gesagt…

Interesante tu metáfora. En verdad a veces me molesta que la gente tenga que golpear o pasar sobre alguien para conseguir sus objetivos, pero a lo mejor forma parte de nuestra naturaleza. Asi que cuando te toque pegar, procura pegar bien fuerte.
Un saludo

Tamaruca hat gesagt…

¡Muchas gracias!

La verdad es que me conformaría con quitar la barra blogger, he probado los trucos que explican en blogger-templates y páginas similares pero no funcionan... Si conoces alguno diferente te lo agradecería un montón.


Mmuaa..

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Diego***

Más importante que pegar fuerte es..., todas las veces que nos peguen y no sólo sepamos resistir..., además, no quedarnos quietos después.

Gracias por tus palabras.

Mil besos.

***Tamaruca***

Vamos a ver qué podemos hacer con esa barra molesta ;-P

Te digo tres modos de hacerlo..., a ver si alguno te funciona, y de no ser así, descartamos y pasamos al plan B :-P

Primero...

Busca en tu plantilla este código:

(style type=”text/css)

Justo debajo de él, coloca éste:

#b-navbar {visibility:hidden;}


Segundo...

Sitúate al principio de la plantilla, y entonces coloca este código:

b-navbar{height:0px; visibility:hidden; }

Le dará un 0 total al tamaño de la barra y ésta desaparecerá.

Si colocándolo al principio de la plantilla no te funcionara, prueba a colocarlo bajo <$BlogMetaData$>

Y tercero...

Éste está más destinado a beta, pero no lo descartes si los anteriores no te funcionan.

Entre las etiquetas Head de tu plantilla, coloca el siguiente código:

(*)style type="text/css"(*)
#navbar-iframe{
height:0px;
visibility:hidden;
display:none;
}
(*)/style(*)


En este último código..., a ver si nos entendemos... xD

(*), todo ello, sustituye un Tag que no me deja publicar..., yo le llamo, punta de flecha. En la tecla de tu PC aparecen juntos, en la misma tecla, situada bajo "Enter". Tendrías que sustituir (*) (paréntesis y asterisco, todo), por la punta de flecha correspondiente, dependiendo de si abre o cierra la palabra.

Creo que me he explicado..., casi igual de bien que el libro de Petete. Hasta que vuelvo a leerlo y me da la risa..., con lo cuál, admito que te preguntes de qué coño hablo e inlcluso que jures en hebreo ;-P

Recuerda guardar antes la plantilla (tal y como ahora la tienes), en un documento aparte por si hiciera falta recurrir a ella..., y porque no viene nada mal tenerla ;-)

Ya me contarás qué pasa.

Mil besos, nena.