Mittwoch, Dezember 27, 2006

Algo... Vol.I

Llegamos

a las cinco en punto. Las horas de viaje fueron casi insoportables. Se había estropeado la calefacción del coche y se hacía difícil incluso hablar. Quizá hubiera sido todo más sencillo si la ventanilla del conductor hubiera estado cerrada, pero días atrás, un fuerte golpe la había destruído casi por completo.

No quisimos hacer paradas. Era tan fuerte la lluvia y tan inmensas las ganas de llegar, que no podíamos permitirnos el lujo de sentar nuestros culos en la cafetería de algún estacionamiento y poder entrar en calor.

Así pues, a las cinco en punto conseguíamos aparcar por fin en una especie de campo abierto donde ni un alma se veía.

Bajo el agua, y congelados de frío, fuímos en busca de aquel lugar marcado con una "x" de color rojo en el pedazo de papel cuadriculado que Úrsula llevaba en el bolsillo de su terriblemente fea cazadora de pana naranja.

Nadie hablaba, ciertamente. Ahora pienso que nada tenía que ver con el frío. Sencillamente, entre nosotros existía una aguda relación que lejos se encontraba de ser algo bueno.

Supongo que si hubiéramos podido, nos hubiéramos alejado los unos de los otros mucho antes. Nos hubiéramos mandado al carajo tiempo atrás. Pero era imposible, no aún..., todavía faltaba algo por hacer.

Había odio en las miradas. Miedo, lástima también.

Federico rompió el silencio y pronunció un puñado de palabras que apenas escuché. Nunca le presté atención, debo reconocerlo. Pero se me hacía muy difícil bajo aquellas condiciones comprender a ese ruso chalado. No me molesté en hacerlo. Tampoco él se tomó molestia alguna en repetir. Aunque, todo hay que decirlo, nadie hizo comentario alguno.

Alguien tropezó en ese momento. Nadie miró atrás, pero todos escuchamos la caída. Había charcos y muchas piedras, fue fácil oírlo. Pero no quisimos saber nada, sólo queríamos llegar a ese lugar marcado con la cruz de color rojo.

El campo llegó a su fin, de nuevo civilización seguramente no civilizada, como siempre. Y en ella, la casa, aquella casa. Nuestro objetivo estaba delante de nosotros.

Continuará...


Kommentare:

Noticias del Viejo Mundo hat gesagt…

Hola Reina de Salem. Ya estoy de vuelta y aprovecho de pasar por tus dominíos. Estaré pendiente de la continuación, ya que estoy algo perdido con el hilo del relato ... Saludos

ReinaDeSalem hat gesagt…

Me encanta que vuelvas por aquí. Espero que te guste el desenlace.

Ya pasé por tus dominios y me gustó lo que ví. Gracias otra vez.

Mil besos.

Aina hat gesagt…

Mi reinaaaa! me apetece seguir leyendo Algo... no tardes en continuar la historia.

Besitos en la nariz.

ReinaDeSalem hat gesagt…

Preciosidad!!!

A ver si hay suerte y la segunda parte te gusta tanto como la primera.

Besitos en los morritos ;-P