Donnerstag, Dezember 28, 2006

Algo... Vol.II

No

se trataba de una casa cualquiera. No era blanca, al menos ya no lo era. La suciedad había acabado con el poco color que le quedaba. No es que estuviera en mal estado, no, más bien, ya no se encontraba en estado de nada. No era más que una pocilga rodeada de muchas otras. Aunque si cerraba los ojos, aquella casa aparecía en mi mente rodeada de nada.

Fue sencillo reconocerla debido al gran buzón de color azul en la tapia que anunciaba la entrada. Y no era un buzón cualquiera. Estaba limpio, estaba nuevo y parecía haber sido colocado unos días atrás y no más.

Federico portaba la llave del buzón. Era el primer paso. Debíamos empezar por ahí.

Me sentía tan cansada que aunque estaba aterrada no era capaz de dejarme llevar por el miedo. Mi cuerpo podía caer en cualquier momento. Aquellas bailarinas parecieron cómodas cuando las compré. Pero no me paré a pensar que en tal día como ése, el frío, la lluvia, me hubieran hecho sentir que daría cualquier cosa por llevar unas buenas botas y no eso que llevaba en mis pies.

Nos mirábamos. Necesitábamos que de una vez por todas Federico abriera ese buzón con la puñetera llave. Era demasiado importante que lo hiciera lo más rápido posible puesto que la tensión acumulada en cada uno de nosotros podía estallar en cualquier momento.

Karl sería el siguiente en actuar. La orden era clara, precisa. Federico abriría el buzón y Karl se haría cargo de lo que hubiera dentro.

Nunca nos quedó clara la procedencia de ese hombre. Su pelo era oscuro y su barba estaba poco definida. Sus pómulos marcados y sus ojos terribles… Hubiera sido más sencillo, quizá, tras haberle escuchado. Pero nunca pronunció una sola palabra.

Federico avanzó despacio. Se colocó delante del buzón azul e introdujo su mano derecha en el bolsillo del pantalón. Todos vimos por primera vez aquella llave.

Y entonces…, se dispuso a abrirlo.

Continuará…

Kommentare:

cafetera-express hat gesagt…

¡Canija! ¿Dónde te escondes? ¿Qué hay dentro del buzón? ¿Por que tuvo que llamarse federico? Me da a mi que tienes al filósofo en mente hasta cuando duermes, jajaja
Me tienes impaciente. Me estoy picando con Algo. ¡Próxima dosis ya!
¡Muacks!¡Alemana preciosa!

Aina hat gesagt…

Nenaaaa! que hay en el buzon ese? quien ha puesto ese buzon ahi?
Estoy de acuerdo con cafetera-express proxima dosis ya!
1000 besitos mi reina.

Anonym hat gesagt…

Pasaba yo por aquí
y encontré una historia.
Ahora va a resultar
que tengo que volver a pasar por aquí.

Tono1000 hat gesagt…

Cuando me quedo con ganas de leer + es un buen síntoma. Guauuuu++++++++++++++++++++++++++

Harry Reddish hat gesagt…

la voz de nico se mete en mi cabeza mientras te leo... huelga decir que quiero más, madre de Otto, quiero más...

Salud (et tout ce que tu sais)!!!

ReinaDeSalem hat gesagt…

***Cafetera-Express : Dónde me meto..., averígualo. Lo que hay en el buzón..., lo averiguarás. Mi romance con Nietzsche es..., mi tesoro.
Me alegra que te guste la historia, a ver si el final no te decepciona ;-)
Mil besos!!

***Aïna : Me encanta que me leas, que te esté gustando. Lo que me preguntas lo sabrás..., cuando llegue el momento ;-P
Mil besos, corazón de melón !!!!

***Anónimo : Encantada de que hayas pasado por aquí y quieras volver a hacerlo. Gracias. Un beso.

***Tono1000 : Te digo lo que a Cafetera..., espero no decepcionarte cuando vaya avanzando la historia y toque a su fin. Besos Mil.

***Señor Harry : Después de leer tu post, se me queda pequeño decir ahora cualquier cosa... Realmente, ya las sabes todas. Mil besos.

Noticias del Viejo Mundo hat gesagt…

Hola Reina! Te agregaré apenas pueda a mi bloglines, así sabré más rápido cuando actualizas. Vaya que buen manejo de las descripciones y de la tensión de la historia, que me dejo aún más ansioso. Saludos y un abrazo de Año Nuevo

ReinaDeSalem hat gesagt…

Noticias del Viejo Mundo, me alegra que sigas y te guste la historia.

Yo añadí el enlace a tu "mundo" para no perderme nada. Es genial poder "leer Alemania" tan cerquita.

Frohes neues Jahr a ti también.

Un beso.